Tarifas detectives privados | Precios detectives | Económicos

Tarifas y precios competitivos. Detectives con los precios más económicos

Cuando surge la necesidad de contratar un detective privado, siempre asalta el miedo o duda de si será caro. Qué tarifas o precios tendrán y si son económicos o si podré permitirme pagar uno, ¿será muy caro o no?, etc.

En este apartado intentaremos arrojar un poco de luz sobre nuestros honorarios. La realidad es que un detective privado barato, NO lo es, ¿pero que trabajo cualificado y que requiere estudios universitarios lo es?

Ajustamos y adaptamos nuestros precios lo más posible a las necesidades de nuestro cliente, pero no obstante, nuestro trabajo tiene un precio. Tenemos la mejor adaptabilidad en las tarifas y precios, tanto para particulares, como para empresas, mutuas y abogados.

Cómo consejo general, NO se fie de precios baratos. Explicamos cómo funcionan los precios y tarifas de los detectives privados.


No hay mejor dicho a la pregunta "¿cuánto cobra un detective privado?" que el de "lo barato sale caro".

El código deontológico del detective privado abarca entre otras pautas el prevalecer y velar por los intereses del cliente, tanto si es encargo particular como empresarial y ofrecemos la mayor adaptabilidad

Las horas diurnas y laborables son las más económicas, mientras que festivos y fines de semana nocturnos son las que más incremento tienen.

No se quede con la duda, consulte sin compromiso y le planteamos un presupuesto específico para su caso.



Detectives privados económicos

¿Cuánto cuesta un detective privado? Precios y tarifas actualizadas

Responder a la pregunta clave sobre los investigadores privados: ¿Cuánto puede costar un detective privado?, no es sencilla.

La verdad es que no es posible, dado que cada caso requerido, tiene unos precios diferentes al anterior o al próximo. 

La profesión del detective está en auge en los últimos años, los honorarios van conforme a la validez nuestro trabajo, calidad y resultados demandados.

No somos alguien que se pone a seguir a una persona sin más, tenemos una formación universitaria y en ocasiones en varias ciencias o ramas a la vez.

Los motivos o razones para contratar un detective privado son muchas, ya sea buscar precios y costes de investigar infidelidades, estafas a seguros, investigaciones empresariales, localización de personas desaparecidas o vigilancias no uniformadas. 

El abanico de posibilidades está limitado por ley, pero el ingenio y la pericia hace mucho a la hora de ofrecer servicios novedosos y poco explotados, por ello, la profesión se reinventa constantemente.

Los precios de un detective privado suelen oscilar entre 40 €/h y 50 €/h en jornada laboral.

En días festivos u horario nocturno el precio está entre 60 €/h y 70 €/h. A esto se le suelen sumar otros gastos relacionados con la investigación, como son los desplazamientos, dietas, alojamientos, billetes o transportes, registros, bases de datos, etc.

Por ello en general el trabajo de investigación de los detectives, va en función de las horas que tengan que hacerse en cada caso y las pesquisas realizadas, desplazamientos o vida que lleve la persona informada.

Por lo tanto aunque a veces realizamos presupuestos en base a la experiencia y la información previa de la que disponemos, pero no siempre esto es lo final que se acaba facturando, sea finalmente el trabajo más económico o más caro.

Por ejemplo no se cobra habitualmente la consulta sobre alguna duda, sea telefónica o telemática, como presencial. Hay despachos y sobre todo hace unos años que si lo hacían, antes de la crisis.

En nuestra agencia o despacho de investigación NO encontrará el precio más barato, pero SÍ el más económico y ajustado posible.

En ocasiones se suele cuestionar los precios de un detective privado, pero vamos a tratar de explicarlo.

El problema reside en el  concepto del trabajo de un investigador privado. Vamos a tratar de desglosar el porqué de las tarifas de un detective privado:

Contra más y mejor información de el cliente, más barato y económico somos:

  • Un detective privado, realiza una serie de informaciones previas a el desarrollo de una investigación, como recopilar información, verificarla y descartar la errónea, antigua o menos probable antes del servicio.
  • Luego se encuentra el trabajo de calle, el cual es el "bruto" que se imagina todo el mundo (el detective de gabardina y el periódico con dos agujeros de forma sátira).

Esto último es lo único que un investigador privado le va a cobrar, pero hay más.

  • Tras el trabajo de campo del detective, viene la realización y confección del informe, lo cual son una buena cantidad de horas de trabajo que no se cobran.
  • Generalmente un detective privado es un trabajador autónomo, con lo que eso conlleva, no es algo baladí.
  • El investigador privado ha de realizar su trabajo comprometido con hacienda y con el organismo que le fiscaliza.
Cuando el detective sufre inspecciones debe tener todo en regla, dado que si esto no es así, Seguridad Privada sanciona a los profesionales por ello.

Compromiso del detective privado con la sociedad y el código civil


  • Nuestro trabajo también soporta el riesgo de demandas de particulares, otros profesionales y del propio investigado e incluso nuestro cliente, con lo cual dificulta mucho más nuestro trabajo.
  • En ocasiones a veces somos más psicólogos que un profesional de esta ciencia.

Porque cuando una persona recurre a un detective, generalmente tiene un problema de cierta gravedad y a veces las personas están pasando por momentos complicados.

  • Muchas veces, el encargo que nos demanda el cliente, tiene una disponibilidad única o de difícil repetición y asumimos riesgos.

Para sacar el trabajo adelante, el detective privado se expone a riesgos en los que ha de valorar si merece la pena o no correr el mismo. Nadie más que nosotros mismos nos protege de estos riesgos.

Responsabilidad con el honor y la intimidad personal

Aunque podemos investigar particularidades de la vida de las personas, podemos incurrir en delitos y sanciones simplemente por el hecho de estar habilitados.

Ahora imagínese que decide contratar a un taxista que le siga a un vehículo y su conductor durante 8h ¿Cómo de caro le saldría?...a parte de las sanciones y los delitos que pudiesen cometer ese taxista, además no le realizaría fotos, vídeos e informes y de hacerlo, -so pena incurrir de mayores delitos o sanciones-, no le valdrían absolutamente para nada.

¿Un detective privado es caro?

En absoluto, nuestro trabajo además de ser de lo más cualificado, requiere de muchísimo tiempo e inversión.

Generalmente cuando necesitamos de algún profesional, depende el valor que nosotros le demos al problema que este resolverá, ní nos plantemos el precio, como sucede en ocasiones con temas legales y abogados. 

El detective es más propio de la justicia en muchas ocasiones que de la seguridad privada, no realizamos seguridad, investigamos, cosa muy diferente. Por supuesto tampoco espiamos, como algunos prefieren llamar a nuestro trabajo, eso es propio de los Estados y agencias de inteligencia privada, que también existen.

Muchos profesionales  de la investigación privada, son titulados igual que nosotros, en otras materias o ciencias y vienen de multitud de sectores que hace que esta profesión está altamente capacitada y preparada. 

No contrata cualquier cosa cuando contrata un detective privado.

Nuestro trabajo se fundamenta además no sólo en la exclusividad legal otorgada y la formación requerida, además debemos ser discretos y pasar desapercibidos, cosa que no es precisamente sencilla.

Incluso debemos permanecer ocultos también para la sociedad, no debemos revelar jamás nada de nuestra profesión o metodología, excepto si se nos requiere por mandato judicial o a petición de autoridades policiales o judiciales.