Tarifas  y precios de un detective privado

Precios competitivos

Cuando surge la necesidad de contratar un detective privado asalta el miedo y la duda. Qué tarifas, precios tiene un detective privado y si somos económicos o si podré permitirme pagar uno.

En este apartado intentaremos arrojar un poco de luz sobre nuestros honorarios. La realidad es que un detective privado de barato no debe de salir, igual que un abogado, porque es un trabajo muy cualificado y que puede ser decisivo.

Ajustamos y adaptamos nuestros precios lo más posible a las necesidades del cliente, no obstante, nuestro trabajo tiene un precio que vamos a explicar. Tenemos las mejores tarifas y precios, tanto para particulares, como empresas, mutuas y aseguradoras.

NO se fie de precios baratos. Explicamos cómo funcionan los precios y tarifas de un detective privado.


No hay mejor dicho a la pregunta "¿cuánto cobra un detective privado?" que el de "lo barato sale caro".

El código deontológico del detective privado abarca entre otras pautas el prevalecer y velar por los intereses del cliente, tanto si es encargo particular como empresarial y ofrecemos la mayor adaptabilidad

Las horas diurnas y laborables normalmente son más económicas, mientras que festivos y fines de semana nocturnos pueden encarecer la factura final.

No se quede con la duda, consulte sin compromiso y le planteamos un presupuesto a medida para su caso.



¿Cuánto cuesta un detective privado? | Precios y tarifas actualizadas

Responder a la pregunta clave sobre los investigadores privados: 

¿Cuánto puede costar un detective privado?, no es sencillo:

La verdad es que no es posible, dado que cada caso requerido, tiene unos precios diferentes al anterior o al próximo.

La profesión del detective está en auge en los últimos años, los honorarios van conforme a la validez nuestro trabajo, calidad y resultados demandados. No somos alguien que se pone a seguir a una persona sin más (cosa totalmente ilegal pues atenta contra el honor y la intimidad personal), tenemos una formación universitaria y en ocasiones en varias ciencias o ramas a la vez.

Los motivos o razones para contratar un detective privado son muchas, ya sea investigar infidelidades (tópico donde los haya), estafas a seguros, investigaciones empresariales, localización de personas desaparecidas o vigilancias no uniformadas en congregaciones, ferias, hoteles, etc.

El abanico de posibilidades está limitado por ley, pero el ingenio y la pericia hace mucho a la hora de ofrecer servicios novedosos y poco explotados, por ello, la profesión se reinventa constantemente y se lucha, pues crecen como setas nuevos servicios que intentan comer terreno al detective privado, por eso, muchas veces se puede estar contratando a alguien que le ofrece un servicio que seguramente, por ética profesional, no debería ofrecer.

Los precios de un detective privado suelen oscilar entre 40 €/h y 50 €/h en horario laboral.

Festivos u horario nocturno el precio está entre 60 €/h y 70 €/h. A esto se le suelen sumar otros gastos relacionados con la investigación, como son los desplazamientos, dietas, alojamientos, billetes o transportes, registros, bases de datos, etc.

Por ello en general el trabajo de investigación de los detectives, va en función de las horas que tengan que hacerse en cada caso y las pesquisas realizadas, desplazamientos y vida que lleve la persona investigada o que el expediente abierto requieran.

Por lo tanto aunque a veces realizamos presupuestos en base a la experiencia y la información previa de la que disponemos, no siempre es lo final que se acaba facturando, aunque lo más probable es que se intente beneficiar, incluso contra nuestros intereses al cliente.

Por ejemplo no se cobra habitualmente la consulta sobre alguna duda, sea telefónica o telemática, como presencial. Hay despachos y sobre todo hace unos años que si lo hacían, antes de la crisis.

En nuestra agencia o despacho de investigación NO encontrará el precio más barato, pero SÍ el más económico y ajustado posible dentro de la competencia, dado que entendemos que no siempre es fácil costear un gasto como el de un detective privado, igual que cuesta asumir las facturas de un abogado o de cualquier otro gremio.


Se suele cuestionar los precios de un detective privado, pero vamos a explicarlo bien:

El problema reside en el concepto del trabajo de un investigador privado. Desglosamos el porqué de las tarifas de un detective privado:

Contra más y mejor información de el cliente, más barato y económico somos:

  • Un detective privado, realiza una serie de informaciones previas a el desarrollo de una investigación, como recopilar información, verificarla y descartar la errónea, antigua o menos probable antes del servicio.
  • Luego se encuentra el trabajo de calle, el cual es el "grueso" que se imagina todo el mundo (el detective de gabardina y el periódico con dos agujeros de forma sátira).

Esto último es lo único que un investigador privado le va a cobrar, pero hay más.

  • Tras el trabajo de campo del detective, viene la realización y confección del informe y edición de vídeo e imágenes, lo cual son una buena cantidad de horas de trabajo que no se cobran al cliente.
  • Generalmente un detective privado es un trabajador autónomo, con lo que eso conlleva, no es algo baladí en los tiempos actuales.
  • El investigador privado ha de realizar su trabajo comprometido con hacienda y con el organismo que le fiscaliza.
Cuando el detective sufre inspecciones debe tener todo en regla, dado que si esto no es así, Seguridad Privada sanciona de forma severa a los profesionales por ello.

Compromiso del detective privado con la sociedad y el código civil


  • Nuestro trabajo también soporta el riesgo de demandas de particulares, otros profesionales y del propio investigado e incluso nuestro cliente, con lo cual dificulta mucho más nuestro trabajo.
  • En ocasiones a veces somos más psicólogos que un profesional de esta ciencia.

Porque cuando una persona recurre a un detective, generalmente tiene un problema de cierta gravedad y a veces las personas están pasando por momentos complicados.

  • Muchas veces, el encargo que nos demanda el cliente, tiene una disponibilidad única o de difícil repetición y asumimos riesgos.

Para sacar el trabajo adelante, el detective privado se expone a riesgos en los que ha de valorar si merece la pena o no correr el mismo. Nadie más que nosotros mismos nos protege de estos riesgos.

Responsabilidad con el honor y la intimidad personal

Aunque podemos investigar particularidades de la vida de las personas, podemos incurrir en delitos y sanciones simplemente por el hecho de estar habilitados.

Ahora imagínese que decide contratar a un taxista que le siga a un vehículo y su conductor durante 8h ¿Cómo de caro le saldría?...a parte de las sanciones y los delitos que pudiesen cometer ese taxista, además no le realizaría fotos, vídeos e informes y de hacerlo, -so pena incurrir de mayores delitos o sanciones-, no le valdrían absolutamente para nada.

¿Un detective privado es caro?

La respuesta tras todo este análisis es que, en absoluto, nuestro trabajo además de ser de lo más cualificado, requiere de muchísimo tiempo e inversión, probablemente más que cualquier otro gremio cualificado.

Generalmente cuando necesitamos de algún profesional, depende el valor que nosotros le demos al problema que este resolverá, ní nos plantemos el precio, como sucede en ocasiones con los abogados, los cuales además en muchas ocasiones son irrenunciables por ley.

Los detectives privados seguimos luchando por ser tan reconocidos como los letrados e igualmente útiles para las leyes, dado que la constitución en su artículo 24.2 dice:

"2. Asimismo, todos tienen derecho al Juez ordinario predeterminado por la ley, a la defensa  

El detective es más propio de la justicia en muchas ocasiones que de la seguridad privada, nosotros sólo investigamos para la tranquilidad de nuestros clientes o bien para ayudar a resolver pesquisas legales. Por supuesto tampoco espiamos, como algunos prefieren llamar a nuestro trabajo, eso es propio de los Estados y agencias de inteligencia privada, que también existen, pero no es vinculante su trabajo con el nuestro.

No contrate cualquier cosa cuando necesite un detective privado, infórmese, contáctenos, pida presupuestos o contacte con agencias como la nuestra antes de dar un paso en falso que le salga mucho más caro de lo debido y no hablamos de dinero precisamente.

Nuestro trabajo se fundamenta, además, no sólo en la exclusividad legal otorgada y la formación requerida, debemos ser discretos y pasar desapercibidos, cosa que no es precisamente sencilla, habilidad que se va adquiriendo con el tiempo y no todo el mundo posee de forma innata.

Incluso debemos permanecer ocultos también para la sociedad, no revelamos jamás nada de lo recabado en nuestro trabajo , excepto si se nos requiere por mandato judicial o a petición de autoridades policiales o judiciales cuando hay una investigación policial en curso de la que nuestra investigación pueda ser objeto. De igual modo si observamos un presunto delito debemos informar a las autoridades.