Nuevas entradas y noticias


15/05/2018

El Uso del GPS por Detectives Privados

Desde Detectives Vestigio 8 queremos hacer un inciso en la materia del empleo de balizas GPS como método de trabajo por Detectives Habilitados.

Viene siendo ya habitual el empleo de dispositivos GPS por Detectives Privados con cierto rigor y asiduidad. Aunque que se piensa de forma errática desde un punto de vista social o policial en el empleo de estos aparatos en manos de un profesional de la Investigación.

Las sentencias recientes, de pleno, apoyan y dan la razón a los Detectives por el simple hecho de que siendo el encargo legal con el Detective Habilitado, el uso de una baliza o dispositivo de posicionamiento GPS es absolutamente legal, dado que como decimos las sentencias son de una sola dirección puesto que si el detective baliza un vehículo por la practicidad de su investigación, este no le ofrece más información personal al Detective que el seguimiento en la vía pública del propio individuo, de hecho el uso de GPS en paralelo con el seguimiento no es intrusivo en la libertad del investigado, con lo cual tampoco la intromisión en la vida personal del individuo es mayor que el seguimiento propiamente realizado.

Sentencia reciente:

 

“No hay en la causa datos de los que se infiera que el detective denunciado se apartara del ejercicio de su función y empleara los dispositivos GPS para atentar contra el derecho al honor, a la intimidad o a la propia imagen. Asimismo, la colocación en el vehículo de un GPS no es un acto violento, como tampoco lo es establecer una vigilancia sobre las acciones de una persona en la vía pública y, además, no se restringe la libertad deambulatoria del sujeto investigado ya que lo que el detective desea es que se mueva libremente, coja el coche y desarrolle su actividad profesional al objeto de informar sobre su horario laboral. Por último, el empleo de un localizador GPS adherido al automóvil es un medio técnico que facilita, sin sustituir, la labor de seguimiento del investigado cuando se mueve en coche por las vías pública ya que el GPS únicamente localiza y sitúa geográficamente al vehículo, no a la persona que lo conduce.

 

En resumen, los hechos que se declaran probados no son constitutivos de un delito leve de coacciones.”


Fuentes:  Sarabia y asociados


Cronología de entradas en el noticiario:
Marzo
Enero